Menorca la isla mas bonita del Mediterraneo

El encanto de Menorca un paraíso de relajación bañado por el mar Mediterráneo

Menorca es un paraíso de relajación, bañado por el mar Mediterráneo y lleno de rincones y contrastes por descubrir. Esta isla transmite paz y tranquilidad debido, en gran parte, a su valiosa naturaleza. Declarada por mérito propio Reserva de la Biosfera por la UNESCO, Menorca posee una gran riqueza ecológica y paisajística que demuestra la armonía lograda entre el hombre y la naturaleza. Un ejemplo de ello también son los métodos agrícolas tradicionales que conserva. El gran mérito de Menorca es que ha conseguido evitar la sobreexplotación de sus recursos y la excesiva urbanización de sus costas.

Una isla virgen

Conocida como ‘la pequeña Mallorca’, es la segunda isla más grande del archipiélago balear. Ubicada a tan sólo 34 km de Mallorca, cuenta con innumerables playas, hermosas calas vírgenes y cuevas escondidas de miradas indiscretas.
Durante la visita a Menorca es esencial experimentar la belleza de su flora, fauna y diferentes paisajes. La isla posee 216 kilómetros de costa muy variada, con playas rojizas por la zona norte y con calas de arena dorada por el sur. Y la zona norte de la isla alberga tranquilos pueblecitos de pescadores, como Binibeca, una entrañanle localidad pesquera que viste sus estrechas calles de blanco y las ambienta con la magia del silencio.
La diversidad ambiental es una de las principales características de Menorca. Numerosos barrancos ofrecen paisajes espectaculares y varios islotes se distribuyen frente a las costas. Las charcas, marismas y lagunas se reparten con una variada fauna y flora por toda la isla, en la que también se extienden ocho sistemas dunares, de los cuales siete están en
la costa norte (Es Grau, Son Saura, Tirant, Cavalleria, Pregonda, Cala Pilar y La Vall) y tan sólo uno en la costa sur (Son Bou).
Asimismo, Menorca cuenta con medio centenar de grutas terrestres y una decena de cuevas submarinas, dignas de visitar.


Naturaleza y deporte
Menorca es un destino muy interesante para practicar deportes en pleno contacto con la naturaleza. Con un clima envidiable y playas de agua cristalina y finísima arena, la isla ofrece un sinfín de propuestas y muchos de los visitantes son cautivados por los deportes acuáticos, como vela, windsurf, esquí acuático y, por supuesto, submarinismo. De hecho, el espectacular fondo marino menorquín es uno de los preferidos por los amantes del buceo.
Menorca también puede presumir de un paisaje natural indescriptible que
brinda la oportunidad de disfrutar con la práctica de cicloturismo, senderismo y muchas otras actividades. Entre ellas, la isla está rodeada por el ‘Camí de Cavalls’, una senda por la que se puede transitar bordeando la costa, que le permitirá descubrir rincones de gran belleza.


Riqueza cultural e histórica
En Menorca, además de sugerentes playas y calas, el patrimonio cultural no pasa desapercibido. Se pueden combinar interesantes jornadas culturales con visitas a los pueblos más característicos. La isla menorquina nos descubre interesantes conjuntos monumentales, como es el casco histórico de Ciutadella, yacimientos como los de Mahón, restos prehistóricos como la Naveta des Tudons, o pequeños pueblos pesqueros que aún preservan las antiguas tradiciones.
Otros de los lugares más interesantes para visitar en la isla son la Torre de Fornells, la Fuerte de Marlborough, las Canteras de S’Hostal, el Monte Toro, la S’Albufera des Grau y la Cova d’en Xoroi, entre otros muchos enclaves con espectaculares vistas. Y para completar una rica jornada cultural, la oferta gastornómica de Menorca es muy extensa pero, sin duda, uno de los platos más preciados es la caldereta de langosta o el popular ‘oliaigo’.


Un destino próximo y encantador
Menorca es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza, para una escapada romántica y para disfrutar en familia. De cara al verano la isla de Menorca es una de las principales opciones para muchos mallorquines y residentes en la isla ‘mayor’ que buscan disfrutar de unas relajadas vacaciones en sus playas y calas de ensueño.
Asimismo, los atractivos que hacen de Menorca un destino único siguen despertando un gran interés en diferentes mercados de Europa, entre ellos para el visitante alemán que busca rutas naturales y culturales con cálidas temperaturas durante buena parte del año, además de apreciar la isla por ser un lugar de descanso para todas las edades, repleto de hermosas playas y agradables paisajes que son una auténtica tentación en verano. Y es que Menorca se encuentra en una ubicación más que privilegiada

0
Feed

Dejar un comentario