Las familias nobles y los terratenientes de la isla.

Los nuevos terratenientes de Menorca, un importante trafico de inversiones

Los cambios en la producción agrícola y ganadera en Menorca y la gran cantidad de casas y construcciones en desuso en terrenos rústicos han generado un tráfico de las inversiones. 

Si antes se concentraban en la costa y en los núcleos turísticos, ahora se orientan hacia el campo y el interior de la isla. La mayor parte del capital ha venido de fuera, hasta el punto que se lleva a cabo un intenso relieve en la propiedad de la tierra. A las familias nobles y los terratenientes de la isla que las concentraban, los ha sustituido un buen número de empresarios y potentados foráneos

Los últimos 10 años Menorca ha consolidado en el mapa europeo como un activo seguro para las grandes fortunas francesas, suizas y españolas. Magnates de la salud, la construcción, la telecomunicación, la cultura y el mundo textil han puesto su punto de mira en Menorca. La tendencia del agroturismo es ofrecer una experiencia en el entorno rural. Una ola paralela al crecimiento del turismo de interior, que ha atraído a muchos inversores a rehabilitar palacios y casas en los centros de los pueblos, ampliando así la oferta de alojamiento dentro de los pueblos y desplazando residentes de todo el año de los núcleos tradicionales . La oferta de los hoteles de ciudad se ha multiplicado por siete en sólo cinco año, sobre todo en el casco antiguo de Ciutadella, que concentra buena parte del medio centenar de establecimientos activos. Mientras tanto, el relanzamiento de las comunicaciones con

Francia, ahora también en barco, abre aún más la isla y favorece la compra de propiedades, en el campo y las ciudades. El aislamiento, muchas veces un problema para los menorquines, se convierte ahora una oportunidad para inversiones extranjeras en turismo exclusivo, construcciones rurales en desuso o rehabilitación de patrimonio abandonado. Una tendencia que el incierto escenario abierto por la Covid 19 puede acentuar.

0
Feed

Dejar un comentario